“Las empresas baleares que se instalen en Chile tienen una puerta abierta a todo el Pacífico”

El embajador de Chile en España, Sergio Romero Pizarro, visitó recientemente la Cámara de Comercio de Mallorca. Durante su entrevista con el entonces presidente Joan Gual de Torrella, abordó las oportunidades de negocio que presenta su país para el empresariado balear. El próximo lunes 14 de octubre, una delegación político-empresarial, liderada por el Govern Balear y organizada por la Cámara, se trasladará a Chile y Uruguay para conocer las ventajas de ambos mercados.

 

Pregunta: ¿Qué oportunidades de negocio ofrece Chile a las empresas baleares?

Respuesta: Ofrecemos 5.000 km de costa con gente que cree en la empresa privada, lo que implica seguridad jurídica y un incentivo permanente para que las actividades comerciales las desarrolle el sector privado y no el público. Es un país muy competitivo, cuyo desarrollo permite a pequeñas y medianas empresas adaptarse rápidamente al mercado local. Además, convierte a Chile en una excelente plataforma de lanzamiento para la internacionalización de las empresas baleares en el resto del Pacífico.

 

P: ¿Qué ventajas representa la apuesta por el sector privado?

R: Chile es un país serio, con total protección jurídica, una perfecta separación de poderes y un modelo de economía abierta consolidado que incentiva el comercio y la acción. Predicamos y practicamos la libertad económica, lo que nos permitió formar la Alianza del Pacífico (integrada por México, Colombia y Perú Chile), la novena potencial mundial si la tenemos en cuenta como una unidad. Por tanto, las empresas que se instalen en Chile tendrán una puerta abierta a todo el Pacífico.

 

P: ¿Cuáles son los principales sectores de inversión y las oportunidades de exportación?

R: El principal sector lo conforman el turismo y la hostelería, sobre el que Baleares tiene una ventaja competitiva enorme. Nosotros tenemos el deseo y la necesidad de desarrollar ese sector, ávido de recibir una iniciativa turística de primer orden como la de las Islas. Además, las diversas y valiosas características de la costa chilena permiten un gran desarrollo turístico. En segundo lugar están las tecnologías, Chile está preparado para prestar servicios TIC y capacitación profesional para empresas de alto nivel. También es muy importante el sector agroalimentario, indispensable para el turismo, así como la construcción y la minería. De hecho, el 15% de los trabajadores afiliados de este último sector es español y, por eso, estamos trabajando activamente en la homologación de títulos profesionales.

 

P: ¿Qué mensaje le trasladaría a las empresas baleares que participen en la misión institucional y comercial del próximo 14 de octubre?

R: La comunidad y el empresariado balear tienen un gran prestigio en Chile; por eso, esta misión es una gran oportunidad para las empresas isleñas, sobre todo para las pymes, a las que siempre recibimos con los brazos abiertos. Además, Chile y España tienen una fluida relación que propicia el intercambio económico y de profesionales.

 

P: ¿Pueden las empresas españolas presentarse a las licitaciones convocadas por la plataforma pública ChileCompra?

R: En Chile apostamos por la transparencia y nuestras leyes garantizan que el que presente la mejor oferta, va a trabajar. Esta transparencia es clave para el desarrollo de la competencia. También queremos destacar nuestra apuesta por la innovación, clave para el desarrollo del país: queremos convertirnos en ‘Chilecon Valley'. En este sentido, ofrecemos el programa Start-Up Chile, que está abierto a todo el mundo.

 

P: ¿Cuáles son las previsiones de desarrollo económico de Chile para los próximos años?

R: Chile, con un PIB puntero de 20.000 euros por habitante, es el primer país de América Latina. Por eso, queremos que España vuelva su vista al oeste, ya que dentro de 40 o 50 años, el poder económico mundial no girará en torno a Europa. España, la Madre Patria, es una comunidad muy querida por los chilenos, con fuertes relaciones en el plano empresarial, pero también en otros sectores como el deportivo o el cultural.