Gual y Thomàs insisten en la necesidad de controlar la seguridad de productos asiáticos importados en Baleares (26/05/2008)


Consum retiró 78.000 unidades de 38 productos asiáticos en 2007

El conseller de Salut i Consum, Vicenç Thomàs, y el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual, asisitieron el pasado lunes, 26 de mayo, en la inauguración de una sesión informativa dirigida a comerciantes asiáticos, en la necesidad de controlar la seguridad y la calidad de los productos importados procedentes de Asia y que se destinan a la venta directa en comercios y grandes superficies o que se usan en las cadenas de producción. La Direcció General de Consum del Govern detectó 38 productos con deficiencias de seguridad en 2007 y retiró 78.000 unidades. Los productos con mayor riesgo son juguetes y artículos de puericultura, material eléctrico y electrodomésticos, y artículos de limpieza e higiene personal.

El presidente de la Cámara ha destacado el problema que puede suponer un producto no seguro para la imagen del comercio balear, en el que la presencia de titulares extranjeros ya es un "hecho consolidado", tanto para el consumidor de las islas como para los millones de visitantes que llegan a la comunidad. Gual ha hecho hincapié en la necesidad de ampliar "conocimiento y relación" con la comunidad asiática y ha puesto a disposición de ella los servicios de asistencia empresarial de que dispone la Cámara de Comercio. De hecho, la Ventanilla Única Empresarial, con sede en la Cámara de Comercio, facilitó la creación de al menos 700 empresas de titulares extranjeros en 2007.

El conseller ha señalado que el 58% de los productos no seguros detectados en 2007 por la Xarxa d'Alerta de la Direcció General de Consum en el mercado balear procedían de países asiáticos. Thomàs ha dicho que las inspecciones de consumo se centrarán también en exigir facturas de compra y en que lleven la marca "CE", que garantiza que el fabricante ha realizado las pruebas pertinentes y ha utilizado unos materiales y métodos de fabricación que certifican que el producto cumple con todos los requisitos exigidos por las normas de la Unión Europea. Asimismo, ha dicho que es obligatorio que los datos de la etiqueta figuren en las lenguas oficiales de las Illes Balears y ha manifestado la conveniencia de que los comerciantes apliquen una "autorregulación" para evitar la llegada de productos inseguros a la comunidad.

Éstos son aspectos que los inspectores de Consum han explicado esta mañana a los comerciantes asiáticos en una sesión informativa que es la primera actuación de la campaña "Producto importado/Producto seguro", destinada a todos los agentes que participan en la cadena comercial de productos de importación asiáticos, puesta en marcha por la Dirección General de Consum de la Conselleria de Salut i Consum. En la inauguración de la jornada ha estado presente también el director General de Consum, Diego González.