Autoridades baleares y checas proponen intensificar las relaciones comerciales y el turismo (04/04/2008)


La Cámara de Comercio acoge la inauguración del Consulado Honorario de República Checa

Autoridades baleares y checas propusieron ayer, en la inauguración el Consulado Honorario de la República Checa en Baleares, celebrada en la Cámara de Comercio de Mallorca, intensificar las relaciones comerciales entre el país y la comunidad, e hicieron especial hincapié en el beneficio que tiene para ambas zonas el intercambio turístico. El órgano diplomático permitirá resolver problemas a los turistas y a los residentes checos en las islas, cuyo censo se sitúa en 435 personas, aunque puede llegar a unas 700. En el acto fue nombrado cónsul honorario el economista e ingeniero Dalibor Ciak.

El acto fue abierto por el presidente de la Comisión de Innovación de la Cámara de Comercio, Gregori Bibiloni, quien destacó las crecientes relaciones comerciales entre la República Checa y Baleares. En el mismo sentido se pronunció el embajador del país en España, Martin Kosatka, que propuso buscar fórmulas para incrementar los resultados. La República Checa mantiene intercambios comerciales con las Illes Balears, principalmente centrados en la importación de muebles para el hogar y la exportación de calzado y navegación marítima por parte de la comunidad, tal y como detallaron por la mañana, también en la Cámara de Comercio, el cónsul honorario de la República Checa, Dalibor Ciak; el consejero Económico y Comercial de la Embajada, Peter Eichner, y el director de Czech Trade (agencia de desarrollo comercial), Peter Pavlik, quienes presentaron los principales datos económicos de su país.

El delegado del Gobierno, Ramón Socías, y la alcaldesa de Palma, Anna Calvo, destacaron la necesidad de explotar el turismo cultural como potencial de Baleares y Palma. El conseller de Presidència, Albert Moraguez, brindó el apoyo del Govern a la República Checa para facilitar los trámites que afecten a los ciudadanos de dicho país en las islas.

Al acto también asistió el presidente de la Cámara de Comercio, Juan Gual, además de otros representantes de las Administraciones públicas de Baleares, miembros de cuerpos diplomáticos de Hungría, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia, Suiza, Polonia, Dinamarca y Estados Unidos, y otras autoridades civiles y militares.

La República Checa, con 10,3 millones de habitantes y una previsión de 11.800 euros de PIB por ciudadano para 2007, centra sus exportaciones a Balears en muebles para el hogar, con un 49% de sus ventas, y en animales vivos, con un 15%. El 33% de sus importaciones con la comunidad corresponden a calzado, seguidas de compras vinculadas con la navegación marítima (28%) y de accesorios para baño (21%). Los principales intercambios comerciales con España se registran en la industria de la automoción. La República Checa ha tenido una tasa de paro de un 6,6% en 2007.

Dalibor Ciak es economista y licenciado en ingeniería superior industrial. Su experiencia profesional se vincula con el turismo, a través de diversos puesto sen agencias de viajes en diferentes países europeos y como representante de una compañía aérea checa en las Illes Balears.