La Directiva de Servicios, una oportunidad para la simplificación administrativa (14/02/2008)


El sector servicios es el más importante tanto de la economía europea, como de la española y de la balear, en términos económicos y de empleo. El desarrollo de una nueva legislación que implique alcanzar un auténtico mercado único de servicios en la UE y que al mismo tiempo represente una oportunidad para la simplificación y la cooperación administrativa ha despertado el interés del mundo empresarial balear. La Cámara ha organizado esta mañana una jornada en la que representantes del mundo empresarial e institucional se han reunido para debatir sobre el nuevo panorama legal tras la entrada en vigor de la Directiva de Servicios 2006/123/CE, conocida como ‘Directiva Bolkestein’. Los asistentes han destacado la necesidad de que las Administraciones locales participen activamente en el proceso de trasposición.

Los encargados de abrir la Jornada han sido el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, y el director general de Fondos Europeos y responsable de la trasposición de la Directiva para Baleares, Jaume Garau. La convocatoria ha resultado una iniciativa pionera a nivel nacional, que ha sido muy bien acogida por representantes empresariales e institucionales. Entre los asistentes a la jornada, cabe destacar la presencia de representantes institucionales como el conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera, y el director general de Economía, Andreu Sansó; así como de representantes de instituciones insulares, Joan Serra Mayans, conseller de Desarrollo Empresarial y Trabajo del Consell de Ibiza; Antònia Allés, consellera de Economía y Medio Ambiente del Consell de Menorca, y Jaume Mateu, director insular de Ordenación del Territorio del Consell de Mallorca. Como representantes empresariales han asistido entre otros, Bartomeu Servera, presidente de Afedeco; Pere Ferrer, presidente de Pimeco; Álvaro Middelmann, presidente del Fomento de Turismo de Mallorca; Alfonso Meaurio, gerente de la Federación Hotelera de Mallorca; Pedro Iriondo, presidente de Aviba; así como numerosos representantes de asociaciones profesionales y colegios oficiales.

El objetivo de esta jornada organizada por la Cámara era dar a conocer y esclarecer entre los sectores empresariales de la comunidad, los principales puntos de esta nueva normativa, que representa una oportunidad ya que “elimina barreras a la actividad social y económica de Europa y consolida la libertad de establecimiento y de servicios”. El presidente de la Cámara ha insistido en los beneficios que supone la implantación de esta normativa, que traerá simplificación administrativa, así como transparencia y seguridad jurídica, asegurando la calidad de los servicios. En los próximos meses, la Cámara tiene previsto continuar organizando reuniones de trabajo para que los empresarios puedan tratar en profundidad aquellos aspectos de la normativa que más afecten a su sector.

Por su parte, el abogado, Agustín Cerveró, experto y principal moderador de esta jornada, ha hecho un llamamiento a la Administración pública, para que se “ponga las pilas” y revise toda la normativa susceptible de derogación tras la entrada en vigor de la normativa. En España hay cerca de 8.200 ayuntamientos, frente a los 1.300 ayuntamientos que hay en Alemania, que el 28 de diciembre de 2009 deberán ser capaces de atender cualquier petición de servicio independientemente de su origen. Al final de este proceso, los trámites para el establecimiento de un servicio o la puesta en marcha de una actividad empresarial deberán ser mucho más sencillos y homologables a otras comunidades de España y a otros países de Europa. La Directiva de Servicios define un sistema similar al norteamericano o centroeuropeo de control a posteriori, de forma que un empresario podrá comenzar su actividad con muchos menos trámites y sólo cuando cometa alguna irregularidad, podrá ser sancionado.


Principales conclusiones:
1) La normativa de Servicios no sólo atañe al comercio, sino a todos los prestadores de servicios
2) En Baleares tendrá especial incidencia puesto que la economía es eminentemente de servicios
3) La Directiva no significa “barra libre”. Es decir, implica libertad de establecimiento de empresas, pero no libertad de establecimiento de locales. La Administración seguirá pudiendo defender aquellos valores que redunden en el interés general
4) Representa una oportunidad tanto para los empresarios como para los consumidores, ya que supondrá una mayor competitividad y por tanto mayor calidad y seguridad en la prestación de los servicios
5) Representa al mismo tiempo una oportunidad para las Administraciones públicas que hasta 2009 deberán haber revisado sus normativas y homogeneizado sus procesos
6) Al mismo tiempo, la Directiva representa la oportunidad para la simplificación y la transparencia administrativa
7) Las limitaciones que se puedan establecer a la libertad de establecimiento deben ser objetivas y no discriminatorias, en defensa del interés general. Los supuestos en ese sentido quedan casi limitados a motivos urbanísticos y medioambientales
8) Establece el principio positivo de respuesta de la Administración


Descargas
Ponencia Catalina Alemany (327 KB)
Ponencia Jesús Gómez (86 KB)
Ponencia Teresa Sánchez (3388 KB)
Ponencia Ignacio García (4206 KB)