Las Cámaras de Comercio ayudarán a 80.000 jóvenes a insertarse en el mercado laboral

• En todo el proceso, el joven cuenta con el apoyo de un orientador laboral, que se hace cargo de la formación, cualificación e inserción

• La Cámara pone en contacto a los jóvenes con empresas de la isla que necesitan ampliar plantilla y los forman a medida del puesto que necesitan cubrir

• A partir de las competencias, intereses y grado de cualificación del joven, el orientador elabora el perfil profesional y lo deriva a Capacitación, Movilidad o Dual, los tres planes que integran el programa

• Los jóvenes de Mallorca tienen que acudir a la Cámara de Comercio en Palma o informarse en www.empleoygarantiajuvenil.es

• El programa de Cualificación y Empleo es la propuesta de las Cámaras al Sistema Nacional de Garantía Juvenil

Palma de Mallorca, 5 de febrero de 2015.- La Cámara de Comercio de Mallorca ayudará a jóvenes entre 16 y 24 años que estén dispuestos no sólo a formarse, sino a recibir una cualificación profesional que los capacite y facilite su incorporación en el mercado de trabajo. Además, pondrá en contacto a los participantes con las empresas que necesiten ampliar plantilla, formando a los jóvenes a medida de los requisitos del puesto de trabajo.

Estos son los ejes principales del Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE), diseñado por la Cámara de Comercio de España y ejecutado por las 85 Cámaras de Comercio que cubren todo el territorio nacional. Un programa que forma parte del Sistema Nacional de Garantía Juvenil del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y está cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE).

Los jóvenes podrán inscribirse en el PICE acudiendo a la sede de la Cámara de Comercio en Palma o informarse en www.empleoygarantiajuvenil.es. A partir de ese momento, un orientador laboral se hace cargo de la formación, cualificación e inserción del joven. Analiza sus competencias, intereses y grado de cualificación y elabora un perfil profesional, derivándolo posteriormente a uno de los tres programas que componen el itinerario formativo del PICE: Capacitación, Movilidad y Dual. Cada programa está diseñado para dar respuesta a diferentes perfiles laborales, niveles de capacitación y competencias.

Según ha manifestado el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, “las Cámaras de Comercio llevan meses diseñando este programa, que está concebido como un itinerario formativo y de inserción para jóvenes que en la actualidad no trabajan ni estudian”.

“También está pensado –ha añadido Bonet- para dar servicio a las propias empresas, especialmente pymes, que necesitan cubrir determinados puestos. Nosotros nos ocupamos no solo de seleccionar a los candidatos que más se ajustan al puesto, sino que los formamos para ese empleo específico. Nuestra experiencia de años formando empresarios y cuadros medios en materias tan dispares como informática, idiomas, contabilidad, gestión…, unido a nuestra cercanía y conocimiento de las empresas, nos ha colocado en una situación óptima para arrimar el hombro y poner nuestro grano de arena y acabar así con la desocupación juvenil, principal problema social que tiene España en estos momentos”.

Asimismo, Bonet ha manifestado que “el momento elegido para poner en marcha este programa es, sin lugar a dudas, el más idóneo, porque las pymes están empezando a crear empleo y qué mejor que cubrir esos nuevos puestos con jóvenes preparados y formados por las Cámaras que conocen profundamente las necesidades de sus empresas”.

Un programa a medida de cada perfil profesional
Bajo el paraguas del PICE, las Cámaras han diseñado tres planes específicos con el objetivo de responder de forma individualizada a los distintos perfiles, cualificaciones e intereses de los jóvenes.

En el plan de Capacitación, reciben formación presencial en competencias digitales y nuevas tecnologías, idiomas, habilidades sociales y técnicas para desenvolverse en el mundo de la empresa. También pueden obtener formación en “Certificados de Profesionalidad”, cualificando oficialmente a los jóvenes que carecen de formación específica para el desarrollo de una profesión.

Las acciones de inserción laboral que contempla el plan son:
1. Prácticas no laborales, pensadas para los jóvenes con menos experiencia laboral.
2. Acompañamiento y visitas a empresas. Las Cámaras concertarán entrevistas en empresas para que el alumno conozca el funcionamiento real de una empresa y los diferentes puestos de trabajo.
3. Formación en el nicho de empleo. En el caso de que el perfil del joven se adecúe a una vacante de empleo en una empresa, recibirá “formación a medida” del puesto de trabajo que va a desarrollar.
4. Emprendimiento. Aquellos jóvenes que tengan un espíritu emprendedor tendrán la oportunidad de desarrollar un proyecto de empresa, para ello el alumno recibirá formación y apoyo económico para iniciar su negocio.

En cuanto al plan de Movilidad, está pensado para los jóvenes con mayor formación y capacidades, que pueden tener la oportunidad de encontrar trabajo en un país europeo. En este programa se hace mayor hincapié en la formación en idiomas, en inmersión cultural en el país receptor y en cursos de competencias específicas en el puesto de trabajo. El orientador laboral acompañará al participante durante todo el proceso previo al desplazamiento, apoyando mediante orientación, preparación del CV y del viaje.

El plan de Formación Dual está orientado también a potenciar la Formación Profesional en España. El joven recibe formación teórica, a través de un módulo de formación en Certificado de Profesionalidad. Paralelamente, recibe formación práctica en la empresa con un contrato para la formación y el aprendizaje, a través de convenios con empresas.

Beneficios para las empresas
1. La empresa se asegura la contratación de empleados que realmente se ajustan a los requerimientos del puesto de trabajo.
2. Se ahorra los costes de selección de personal, ya que el orientador de la Cámara selecciona para la empresa a los jóvenes que mejor encajen en el perfil demandado.
3. La Cámara ayuda a la empresa a realizar los contratos para la formación y el aprendizaje, así como los de contratación laboral.
4. La Cámara forma a los tutores de empresa, que se encargarán de acoger a los jóvenes en el entorno laboral.
5. Se benefician de las ayudas previstas por la Seguridad Social para la contratación de jóvenes.
6. Mejora el perfil de sus trabajadores.

El objetivo de las Cámaras de Comercio para los próximos cuatro años es facilitar la incorporación de 80.000 jóvenes al mercado de trabajo, a través del Plan Integral de Cualificación y Empleo.
Más información en: www.empleoygarantiajuvenil.es.



Enlaces relacionados
¿Cómo inscribirse al PICE?