“Para diferenciarnos de la competencia, la logística debe ser una orquesta afinada"

Antonio Luis Iglesias es consultor, formador y empresario. Experto en el ámbito de la gestión logística y de la cadena de suministro, ofrecerá en Palma un curso de la prestigiosa ESIC Business & Marketing School para quienes deseen entrnarse en esta materia. La formación se impartirá, en la Cámara de Comercio de Mallorca, los días 20 y 27 de noviembre y 4 de diciembre. En esta entrevista nos desvela por qué “hoy en día no basta solo con hacer las cosas bien, sino que es necesario ser excelentes”.

¿Cuáles son las claves de una correcta gestión de logística y cadena de suministro en una empresa?
Son muchas, pero adelantamos algunas. El proceso de aprovisionamiento debe mantener niveles de stocks que permitan garantizar la entrega de toda la mercancía solicitada por el cliente, para lo que es necesario: un trabajo conjunto con el área de Marketing para definir unas previsiones de venta ajustadas a la realidad; una metodología de selección de proveedores y un sistema de relaciones colaborativas con empresas proveedoras; un sistema de cálculo de pedidos adecuado a las necesidades de la gama de productos; un control del inventario en tiempo real.
Por otro lado, en los procesos de almacenaje, es necesario trabajar todos los aspectos relacionados con la calidad y la productividad: optimizar el diseño de los puntos de almacenaje; dotar a los almacenes de recursos adecuados a las características de los productos y del servicio; definir sistemas de preparación de pedidos que permitan garantizar la disminución de errores.
El eslabón final viene marcado por el transporte hacia el cliente. Debemos garantizar que la mercancía llegue en el momento adecuado y sin sufrir problemas de calidad, para lo que hay que seleccionar de manera adecuada los medios y proveedores de transporte, y establecer sistemas de control en los momentos de entrega.

¿Cómo se logran estos objetivos tan determinantes?
Conseguir en una empresa el funcionamiento afinado de estos procesos es problemático; pues además debemos unir las continuas variaciones tecnológicas, culturales, operativas y de mercado que hacen que sea muy difícil, si no imposible, encontrar dos empresas iguales alrededor del mundo y, por tanto, soluciones similares para ellas desde una perspectiva logística. Por ello, este área necesita de manera continua nuevos profesionales y el reciclaje de los ya existentes, cara a proponer soluciones creativas que permitan optimizar el servicio y los costes logísticos que soportan las empresa, que en ocasiones tienen una incidencia lo suficientemente negativa en su competitividad.

Estos procesos condicionan el éxito de un modelo de negocio...
Hoy en día, no basta solo con hacer las cosas bien, es necesario ser excelentes. La creciente competitividad y los fenómenos económicos actuales exigen respuestas cada vez más eficientes, en un mundo en continuo cambio en el que el cliente asume cada vez más el poder de negociación y define el éxito o fracaso de todo el engranaje empresarial. Pero el trabajo de producción y comercialización no termina en la venta como tal, sino cuando el cliente ha aceptado, ha quedado satisfecho con el producto y ha pagado. Un producto será de buena calidad, será competitivo, solo si ha pasado por procesos de excelencia a lo largo de toda las empresas que intervienen hasta que la mercancía llega al consumidor.

Entonces, ¿la logística contribuye de una manera importante a lograr esa satisfacción del cliente?
Sí; es la encargada de planificar, organizar y controlar todo el flujo de la mercancía dentro de la compañía, incidiendo de manera directa en el servicio. En la situación actual del mercado, este aspecto tiene cada día una incidencia mayor en la satisfacción del cliente. Para conseguir ese nivel de servicio que nos diferencie de nuestra competencia, es necesario que todos y cada uno de los elementos de la cadena logística dentro de la empresa funcionen como una orquesta perfectamente afinada.

Ética, medioambiente y economía. ¿Cómo aunar tres criterios tan necesarios?
En la logística los aunamos y creo que queda claramente patente en el crecimiento de la logística inversa en los últimos años, entendiendo que ésta es algo más que las simples devoluciones de productos desde cliente; es algo más que un problema a resolver que lo único que va a generar es un incremento de coste. Es una factor cada día mas importante en la cadena de suministro; pues bien gestionada nos va a representar una mejora en la fidelización de clientes y un retorno de valor de la mercancía. Otro de los procesos en los cuales se puede trabajar para mejorar el medioambiente y la responsabilidad social, es el que se refiere al transporte, con una adecuada gestión de la flota y la optimización de las rutas.

¿Cuál es la situación de las empresas españolas?
Partamos de que la mayoría de las empresas son pymes y que, ante la situación económica actual, solo piensan en incrementar ventas, con lo cual no queda tiempo para pensar en otros aspectos de la gestión. Pero según el Instituto Catalán de Investigación Logística, la logística representa entre el 20 y el 30% del coste del producto. El dato es duro porque son muchas las empresas de este país que no tienen claro cuál es su coste o que incluso no la contemplan como un área integral y las medidas de mejora no se toman con una visión única. Propongo a todas las empresas que incluyan el criterio logístico en sus estrategias, porque su incidencia en el coste del producto ya es lo suficientemente elevada. Por otro lado, que midan y midan porque, aunque sea un coste elevado, ese dolor puede llevarnos al médico, sanarnos y hacer a la empresa más competitiva.

¿A quiénes va dirigida la formación que usted impartirá próximamente en la isla?
A todos aquellos que trabajen o quieran trabajar en el área logística de las empresas, para que puedan atacar los problemas que encontramos de manera habitual en las empresas: diferencias de inventario en la empresa, falta de previsiones de venta, errores en los procesos de manipulación, fallos en los procesos de transporte, desconocimiento de los requerimientos de servicio del cliente, problemas de ocupación de almacén por exceso o defecto, mal aprovechamiento de los recursos operativos de almacén, baja ocupación de los vehículos o elementos de transporte, inexistencia de control de los procesos operativos o mala comunicación en la cadena de suministro tanto con proveedores como con cliente.



Enlaces relacionados
Más información del curso ESIC

Imagenes