La Cámara de Comercio se suma al rechazo a las prospecciones petrolíferas (07/02/2014)


La Cámara de Comercio de Mallorca, haciéndose eco de la inquietud y rechazo empresarial contra las prospecciones petrolíferas que se tramitan por parte de empresas internacionales en diversas áreas del Mar Balear y el Golfo de Valencia, quiere poner de manifiesto su absoluta oposición a tales proyectos, por lo que insta al Gobierno español a que prohíba cualquier iniciativa de estas características que ponga en peligro el ecosistema marino de nuestras islas, la estabilidad medioambiental de nuestras costas y, por ende, la industria turística, principal motor económico de nuestra comunidad.

La industria de la extracción de hidrocarburos a través de sondeos sísmicos y perforaciones marinas es total y completamente incompatible con la tradicional actividad turística del archipiélago debido a los riesgos evidentes que conlleva; los efectos de estas prácticas supondrían impactos muy graves sobre los sistemas litorales, las playas insulares y los municipios costeros.

La Cámara pone de relieve que el simple anuncio de la autorización de los trámites administrativos para dar vía libre a las citadas prospecciones contradicen y socavan las campañas de promoción turística nacionales e internacionales que tanto las administraciones públicas como las empresas están desarrollando para mejorar la imagen de nuestras islas y consolidarnos como un destino turístico preferente en el mercado internacional. Asimismo, ponen en serio peligro las grandes inversiones que se están realizando para elevar la categoría de nuestra oferta a niveles de la más alta calidad.

La Cámara de Comercio de Mallorca recuerda que el sector turístico insular, como actividad económica nuclear de la comunidad autónoma, sitúa a las Illes Balears como principal aportador económico a las arcas del Estado en términos de PIB por habitante.

De esta manera, la Cámara de Comercio de Mallorca muestra su apoyo incondicional a las instituciones públicas de Baleares en su rechazo a los proyectos de prospección petrolífera y exigencia de paralización inmediata de los expedientes de ejecución de los sondeos sísmicos.

Por último, esta Institución pide a la Administración central que tome en consideración las resoluciones de la Comisión Balear de Medio Ambiente (CMAIB) respecto a las graves consecuencias, en algunos casos irreversibles, que estas actividades pueden producir en la vida socioeconómica de las islas.