La Cámara de Mallorca premia este miércoles a José Francisco Sennacheribbo, Klaus Graf y Aida Cruises

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca entregará, el próximo miércoles 18 de septiembre, a las 19.30 h, en el Conservatorio Superior de Música, sus Premios anuales, con los que se pretende reconocer a las personas y empresas que han contribuido al desarrollo de la estructura económica de las Islas.

En esta edición, la Cámara premiará la trayectoria de José Francisco Sennacheribbo Muñoz, de Klaus Graf y a la empresa Aida Cruises. Todos ellos han marcado la historia de Mallorca, fomentando, especialmente, los sectores náutico y turístico, además de contribuir al interés común de la isla.

El acto de entrega de premios contará con la participación de empresarios, representantes de asociaciones y miembros del Plenario de la Cámara, así como con representantes de las instituciones políticas y los medios de comunicación de Baleares.

Los galardonados en 2013

Con más de cincuenta años dedicados al turismo, José Francisco Sennacheribbo Muñoz es el fundador y presidente de Viajes Formentor y del Grupo BC (Baleares Consignataria), desde donde ha creado numerosas empresas vinculadas al sector de cruceros. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, también dirigió Viajes Iberia y Viajes Internacional Expreso, además de haber sido delegado del Tourning Club Italiano en Palma.

El economista alemán Klaus Graf, asesor fiscal y auditor durante décadas, gestiona en la isla la concesión del puerto deportivo Puerto Portals y un hotel en Calvià, entre otras actividades económicas. Preside el internacional Grupo Teka, propietario de la grifería Casa Buades, y es el máximo responsable y miembro de control de diversas sociedades en Europa, Asia, Norteamérica y América Latina.

La compañía de cruceros Aida Cruises comenzó su andadura en 1996, en Alemania. Con tan sólo dos años de vida, su primera nave ya había visitado Mallorca. En el 2000, fue adquirida por P&O Princess Cruises, para fusionarse, tres años más tarde, con Carnival Corporation. Desde entonces, su presencia en la isla fue aumentando considerablemente, a medida que lo hacía su flota. En 2009, cuando la naviera contaba ya con 2 millones de cruceristas, Palma de Mallorca se convirtió en su principal puerto de todo el Mediterráneo oeste.