La Cámara de Mallorca considera que el Corredor Mediterráneo agilizará y reducirá costes del transporte de mercancías en Baleares

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca, Joan Gual de Torrella, participó el martes 13 de septiembre en Valencia en la reunión de representantes empresariales que abordó la creación del Corredor Ferroviario Mediterráneo de mercancías y pasajeros, como muestra de su apoyo a un proyecto que, a su juicio, redundará positivamente en las islas al agilizar el transporte de mercancías hacia y desde las islas, reduciendo por tanto los costes del mismo.

 

Para Gual de Torrella, el archipiélago balear necesita contar con una gran fluidez en la entrada y salida de mercancías debido a su condición insular, por lo que tener a pocos kilómetros una infraestructura de este tipo en los puertos con los que tiene una mayor conexión resulta beneficioso para la economía local.

 

Por todo ello, el presidente de la Cámara de Mallorca se adhirió hoy a la Declaración presentada al término de la citada reunión --en la que participaron los presidentes de las Cámaras de Comercio y organizaciones empresariales de Valencia, Catalunya, Murcia y Andalucía--, que solicita al Gobierno de España y a las instituciones de la UE competentes un compromiso decidido para adoptar y ejecutar de inmediato todas las acciones necesarias para que el Corredor Ferroviario Mediterráneo de mercancías y pasajeros se incluya en la Red Básica Transeuropea de Transportes.

 

Asimismo, el texto reivindica que sea considerado proyecto prioritario, con su incorporación a la Red Central Trans-Europea (Core Network) y que, por tanto, su ejecución sea tenida en cuenta en las inversiones destinadas a infraestructuras ferroviarias para el periodo 2014-2020.

 

Para los firmantes, el área mediterránea española puede convertirse en la ‘puerta sur de Europa', consolidando la vertebración territorial y la conexión Norte-Sur entre Europa y África, si bien para ello debe disfrutar de intermodalidad y una perfecta logística, algo que podría conseguir contando con un eje ferroviario de alta capacidad que le una con el centro de la Unión Europea.

 

Recuerdan además que el Arco del Mediterráneo español concentra cerca del 42% de la población española, representa más del 41% del PIB español, concentra el 50% de las exportaciones nacionales a Europa y supone el 70% de las exportaciones agrarias que se destinan a Europa. Asimismo, aseguran que la construcción de esta infraestructura genera empleo estable y se prevé una tasa de rentabilidad de más del 10%.