Bruselas estima que España no puede exigir el pago total del impuesto de matriculación a las embarcaciones chárter de otros países de la UE

La Comisión Europea considera que España no puede exigir el pago total del impuesto de matriculación a las embarcaciones de chárter náutico (alquiler de embarcaciones) procedentes de otros países de la Unión Europea, tal como hace actualmente, ya que esa medida vulnera el principio de libertad de prestación de servicios conforme a la interpretación que hace de éste el Tribunal de Justicia de la UE.

 

Así lo asegura el Ejecutivo comunitario en una respuesta a la pregunta formulada por los europarlamentarios del PP Rosa Estarás y Luis de Grandes respecto a la fiscalidad que se aplica a las embarcaciones procedentes de otros Estados miembro de la UE y que llegan a España tras ser alquiladas por residentes en España.

 

Esta posición de la Comisión Europea fue transmitida hoy a los medios por la propia Rosa Estarás, en una rueda de prensa ofrecida junto al Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca, Juan Gual de Torrella, en la sede de esta corporación.

 

En su respuesta, Bruselas aclara que los Estados miembros pueden aplicar un impuesto de matriculación sobre los medios de transporte ya que no existe armonización fiscal al respecto. En el caso de España se aplica el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT), cuyo tipo imponible asciende al 12% del precio o valor del barco, según se trate de un barco nuevo o de segunda mano, y se devenga desde el primer momento en que se ejerce la actividad de chárter en aguas españolas aunque se realice de forma puntual y por un breve periodo de tiempo.

 

En todo caso, la respuesta del comisario Algirdas Semeta añade que el Tribunal de Justicia de la UE ha emitido dos sentencias en contra de que se exija el pago total de un impuesto de este tipo, en casos similares al alquiler de embarcaciones procedentes de un país comunitario para ser utilizado en otro país también dentro de la UE, abogando por un pago proporcional a la duración del uso que se va a dar al vehículo en dicho Estado, por lo que considera que los Estados miembros deben ajustarse a la interpretación del citado Tribunal.

 

Una vez hecha pública su posición, la Comisión Europea ha solicitado explicaciones sobre la aplicación del IEDMT a España, quien ha contestado ya a Bruselas, por lo que en estos momentos se está a la espera del dictamen motivado de la Comisión, en el que ésta expondrá los motivos por los que considera que España ha incumplido alguna de las obligaciones que le impone el Tratado.


Críticas del sector náutico a la fiscalidad vigente

 

La fiscalidad que se aplica a las embarcaciones chárter ha recibido numerosas críticas por parte del sector náutico balear, que considera que el IEDMT le hace perder competitividad frente a otros destinos, tanto en su vertiente turística como en la industrial, ya que sólo se cobra en España.

 

De hecho, numerosas voces se han escuchado desde hace años para que se elimine esta tasa y se sitúe a España en igualdad de condiciones frente a sus competidores dentro de la UE.

 

Entre ellas figuran tanto la de la eurodiputada Rosa Estarás, que espera que el Gobierno español rectifique cuanto antes y deje de exigir el pago de impuestos a embarcaciones de alquiler de otros países de la UE que operan en aguas españolas, ya que esta tasa "impide que se desarrolle la actividad del chárter náutico en España en igualdad de condiciones que en el resto de la UE y vulnera los principios de libre circulación de personas y de libre prestación de servicios a los transportes marítimos".

 

En ese mismo sentido se ha expresado tradicionalmente Joan Gual de Torrella, para quien la aplicación de esta tasa genera más perjuicio al sector náutico que beneficio sobre las arcas del Estado, ya que no sólo desincentiva un tipo de turismo que genera un alto nivel de ingresos y puede facilitar la tan ansiada desestacionalización, sino que daña a todas las empresas que se dedican a la construcción y mantenimiento de embarcaciones del país, y más concretamente de Baleares.