La Cámara facilita a las empresas su adaptación al sistema de notificaciones electrónicas de la Agencia Tributaria (23 marzo)

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca anima a las empresas de la isla a sumarse cuanto antes al nuevo sistema de notificaciones electrónicas obligatorias de la Agencia Tributaria, que entró en vigor el pasado 1 de enero, al considerar que se trata de un método más eficaz, seguro, cómodo y ecológico que las notificaciones tradicionales.

 

Y para facilitar a las empresas su incorporación a este sistema, la Cámara de Mallorca organiza el próximo 23 de marzo, a partir de las 9.30 horas, en colaboración con Camerfirma y la Agencia Tributaria, una jornada informativa en la que se abordarán diversas novedades tributarias que afectan a las empresas de la isla, entre ellas este nuevo sistema de notificaciones electrónicas obligatorias.

 

Si desea más información sobre el programa o sobre cómo inscribirse en la Jornada, entre en el siguiente link.

 

Así, los objetivos de esta jornada serán conocer la nueva normativa de la Agencia Tributaria a este respecto y el funcionamiento del nuevo sistema de notificaciones electrónicas obligatorias, así como explicar a los asistentes qué es la certificación digital, cómo obtenerla, sus aplicaciones y sus beneficios.

 

En ese sentido, en la jornada informativa del próximo 23 de marzo estará presente Camerfirma, la autoridad de certificación digital de las Cámaras de Comercio, en el que participa la Cámara de Mallorca, que permite a las empresas identificarse en la red y firmar electrónicamente documentos con total seguridad técnica y jurídica, y que facilita el primer paso necesario para que las empresas puedan empezar a operar con este nuevo sistema de notificaciones electrónicas obligatorias.

 

A juicio de la Cámara de Mallorca, el nuevo sistema de notificación electrónica es más eficaz, seguro para ambas partes, económico y sostenible que el tradicional correo. De hecho, ofrece una mayor seguridad jurídica, ya que la Administración tiene la garantía de que el interesado recibe la notificación y éste de haberla recibido, evitando así las molestas en costes y desplazamientos que conlleva el aviso de correos o el envío al BOE.