La Cámara pide a los sindicatos una propuesta de servicios mínimos equilibrada ante la huelga general

La Cámara de Comercio de Mallorca es consciente de que el derecho a la huelga es un derecho básico de los trabajadores, por lo que el uso del mismo es perfectamente comprensible si éstos consideran que sus derechos están siendo vulnerados.

En todo caso, la Cámara considera que el ejercicio de este derecho no debe implicar una parálisis en el transporte aéreo o marítimo, y el consiguiente aislamiento de los territorios insulares del país como es el caso de Mallorca, ya que el perjuicio generado tendría unas consecuencias ajenas a las causas por las que se están convocando la movilización, que la Cámara no desea entrar a valorar.

Por ello, la institución cameral pide a los sindicatos que presenten propuestas de servicios mínimos equilibradas entre el derecho de los trabajadores a mostrar su desacuerdo con la política en materia laboral del Gobierno, y el derecho de los usuarios del transporte a no quedar aislados tanto en sus desplazamientos de entrada como de salida de la isla, ya sea en vuelos nacionales o internacionales.

La Cámara recuerda además que las consecuencias de una fuerte paralización de los transportes no afecta únicamente a la jornada en la que se realiza, sino también a los días siguientes a que se produce, generando así un perjuicio superior a lo que inicialmente puede suponer una legítima jornada de protesta.