La inflación continúa su repunte (11/06/2010)


El dato de IPC de mayo ha mostrado un repunte tanto del índice general como de la inflación subyacente. Si bien la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni bienes energéticos) ha permanecido en niveles muy reducidos desde el verano del año pasado, la tendencia del índice general es de avance, pasando del -1,4% en julio de 2009 al 1,8% del último mes de mayo.

En términos generales la contención de la inflación subyacente está determinada por la caída de la demanda interna y la moderación de los márgenes empresariales. Por el contrario, la evolución del IPC general viene explicada por la recuperación de los precios energéticos. La evolución del precio de las materias primas y las subidas de impuestos podrían presionar al alza el indicador general durante los próximos meses.

El Indicador de Precios de Consumo Armonizado aumenta dos décimas respecto al mes anterior situándose en el 1,8% frente al 1,6% de la Unión Monetaria, por lo que el diferencial se incrementa.

No se espera que en el corto plazo el diferencial de inflación con la Unión Monetaria vuelva a ser favorable para la economía española y, por lo tanto, apoye la recuperación de la competitividad-precio. En este sentido la competitividad de la economía española tiene que ser impulsada por políticas adicionales de carácter estructural que tengan efectos permanentes sobre el crecimiento, la creación de empleo y la internacionalización de las empresas.