Baleares corre riesgo de desabastecimiento de mercancĂ­as peligrosas de cara a la temporada de verano, segĂșn el sector (09/03/2009)


La falta de transporte marítimo de carga dificulta el aprovisionamiento de esta mercancía, crítica para cubrir necesidades básicas de la industria y de los residentes.

El conseller de Mobilitat y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, y el representante del sector de Mercancías Peligrosas (MMPP), Ángel Quindós, han explicado hoy en la sede de la Cámara de Comercio de Mallorca las dificultades que atraviesa el sector de las MMPP ante la restricción del transporte marítimo para el aprovisionamiento de Baleares, por la falta de compromiso del Ministerio de Fomento, que no garantiza el servicio público en el transporte de mercancías.

 

El sector habla de posible desabastecimiento de cara a la temporada de verano, cuando la frecuencia de embarcaciones con capacidad para transportar mercancías peligrosas disminuya. El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, ha destacado la importancia crítica de estas mercancías para todos los sectores de la economía, ya que estas materias primas no se producen en las Islas y abarcan sectores tan importantes como el hospitalario, la potabilización de aguas, el hostelero y cualquier otro proceso productivo de la industria.

Durante la rueda de prensa que ha tenido lugar hoy, tanto Quindós como Vicens han expresado su preocupación ante la falta de respuesta del Ministerio de Fomento, que es quien debe ofrecer una solución para garantizar el abastecimiento de Baleares.

Problemática: nota del sector
El sector de MMPP comercializa productos que cubren las necesidades básicas de los habitantes e industrias de las islas, abarcando sectores tan importantes como el hospitalario, potabilización de aguas, hostelero y cualquier otro proceso productivo. La materia prima de estos productos proviene en su totalidad de la península y por tanto para el abastecimiento al cliente final es crítico el transporte marítimo.

 

Desde el año 2005 se ha venido produciendo un deterioro progresivo del servicio que prestan las navieras, como consecuencia de la disminución del número de barcos de carga, hasta que finalmente se ha producido la retirada del último de ellos en septiembre del año pasado. Por consiguiente, en la actualidad, sólo nos queda la alternativa de transportar nuestros productos en barcos de pasajeros con la limitación que esto supone ya que su capacidad de transporte de MMPP está limitada por el pasaje (no puede superar los 65 pasajeros).

 

Ante esta problemática que se agravará con el comienzo de la temporada turística y el aumento del pasaje en los barcos que nos realizan el transporte, desde el pasado mes de septiembre, el sector de transporte y comercialización de MMPP ,a través de la Consejería de Mobilitat , ha transmitido al Ministerio de Fomento las deficiencias que presenta el transporte marítimo con la península y la necesidad de incrementar estos servicios por parte de la naviera ACCIONA adjudicataria de este servicio público .

 

Hasta el momento la receptividad por parte del Ministerio de Fomento ha sido nula y de no haber una rápida respuesta por parte de este Ministerio que pasa por la renegociación del actual contrato de servicio público que tiene adjudicado la naviera ACCIONA, las consecuencias para la salud pública de los habitantes de las islas y los intereses económicos de sus empresas podrían ser muy graves.
La actual situación ya es de semidesabastecimiento y se verá agravada, como he dicho antes, con el comienzo de la temporada turística al aumentar el pasaje en los barcos que nos efectúan el transporte marítimo con la península.

 

El sector ha solicitado a través de la Consejería de Mobilitat una respuesta definitiva al Ministerio de Fomento dentro del presente mes de ´marzo y de no cubrir esta sus necesidades, comenzarán a comunicar a los hospitales, potabilizadoras y demás empresas productivas de las islas la imposibilidad de garantizarles los suministros que hasta el momento les venían efectuando al carecer de los correspondientes servicios de transporte que nos tendría que prestar la naviera.