La Cámara de Comercio impulsa la internacionalización de la industria turística y auxiliar con el apoyo del Govern (02/02/2009)


El turismo es el motor de la economía balear, aportando entre efectos directos e indirectos el 48% del PIB autonómico. Las empresas de las Islas atesoran un conocimiento, que muchos destinos necesitan para poner en marcha el desarrollo turístico de sus costas. Ese conocimiento compartido entre empresas no sólo turísticas sino también de industrias ligadas al turismo, se puede exportar. Así lo han asegurado el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, y la consellera de Comercio, Industria y Energía, Francesca Vives durante la presentación del Plan Impulsa, que ha tenido lugar hoy en la sede de la institución.

La Cámara de Comercio de Mallorca, conocedora del potencial de las empresas de la isla, ha desarrollado un estudio y un plan de acciones que pretende dinamizar la salida al exterior de las empresas mallorquinas, generando una segunda gran ola internacionalizadora, y en la que el conocimiento turístico sea el eje central que aglutine y aporte valor al conjunto de empresas en los mercados de destino. Este ambicioso plan, bautizado como ‘Plan Impulsa’, cuenta con el total apoyo del Govern, a través de la Conselleria de Comercio, Industria y Energía, y abarca a empresas de la industria turística y auxiliar, con posibilidades reales de iniciar una actividad en otros destinos. El presidente de la Cámara se ha mostrado muy ilusionado por contar con la colaboración del Govern, que ha “hecho suyo este proyecto”. También ha valorado positivamente el hecho de que en Baleares exista una coordinación en la promoción de la salida al exterior de las empresas, que coordina la Cámara.

Gracias al esfuerzo de empresarios de las islas, que se lanzaron a la conquista del mercado internacional hace una treintena de años, Mallorca es hoy una marca reconocida mundialmente como “isla del know-how turístico”. El desarrollo del Plan Impulsa parte de esta premisa, de aprovechar y fomentar la imagen de marca de Mallorca y el conocimiento de las empresas mallorquinas que triunfan tanto en el sector de las cadenas hoteleras, como en el resto de subsectores turísticos, pero también en el área de la industria turística auxiliar. La idea es que las empresas no sólo de Mallorca, sino de todas las Islas Baleares, puedan trabajar en red y abrir nuevos mercados con el aval que supone una marca de prestigio y un conocimiento turístico compartido.

El presidente de la Cámara ha explicado que la estrategia pasa por “vender conocimiento turístico” porque el turismo en las Islas es trasversal. El plan de acciones identifica una serie de sectores con potencial de internacionalización y una serie de zonas geográficas donde existe interés real por ese know-how turístico que atesora Baleares. La primera fase del plan va a consistir en darlo a conocer entre el empresariado balear, para que las empresas interesadas puedan conocer el proyecto, estudiar las posibilidades de salida al exterior que existen y organizar los grupos que finalmente salgan a trabajar en esos nuevos mercados. Se trata de multiplicar las oportunidades de negocio para las empresas de las Islas.

Gual y Vives han coincidido en que, aún no siendo un plan de acciones diseñado como solución a la situación económica actual, las empresas con capacidad para salir al exterior deben aprovechar este momento para posicionarse fuera y partir con ventaja cuando se recupere la economía.