El presidente de la Cámara de Mallorca participa en el Parlamento Europeo de Empresas (10/10/2008)


El próximo 14 de octubre, el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, participará en el Parlamento Europeo en representación de las empresas mallorquinas. Un total de 790 empresas europeas de los 27 países miembros alzarán el próximo martes su voz para pedir a la UE un entorno más favorable para la actividad empresarial, en un acto que ha sido organizado por Eurocámaras, la asociación que engloba a más de 2000 Cámaras de Comercio europeas. Debido a la especial coyuntura económica por la que atraviesa actualmente Europa, los empresarios quieren elevar a las altas instancias europeas su opinión sobre los temas cruciales que afectan directamente a su actividad.


La necesidad de que el mercado único funcione correctamente como un auténtico mercado interior, el acceso a una energía fiable y disponible a precios competitivos, que no perjudique al medio ambiente, el acceso a la financiación, la eliminación de barreras comerciales y administrativas o el fomento de la innovación serán algunos de los temas prioritarios que se tratarán en esta sesión.


La delegación empresarial española está compuesta por 54 empresarios, miembros de los Plenos de las Cámaras, de todas las Comunidades Autónomas y de todos los sectores productivos. Así, Joan Gual de Torrella participa en representación de Baleares. Para el presidente del Consejo Superior de Cámaras, Javier Gómez-Navarro, que encabeza la delegación española, “la red europea de Cámaras de Comercio considera esencial que las instituciones de la UE adopten una política favorable a la empresa, si Europa quiere responder con éxito a la actual crisis de los mercados financieros y a la recesión económica, así como hacer frente a las demás economías mundiales en un mercado global cada vez más competitivo.”


Entre las medidas que defiende EUROCÁMARAS para facilitar la creación y consolidación de empresas como medio para aumentar la competitividad y la prosperidad europeas, destacan:

Proporcionar a las PYME acceso al mercado único: la legislación relativa al mercado interior, tanto la ya existente como la de nueva adopción, debe aplicarse de forma rigurosa y coherente para eliminar así el gran número de barreras que aún dificultan la libre circulación de mercancías, servicios y capital.

Facilitar el acceso a los mercados mundiales: la UE debe trabajar, junto a las Cámaras, para crear instrumentos y políticas que permitan a las empresas aprovechar las oportunidades que ofrece la globalización y minimizar los riesgos derivados del comercio desleal y del proteccionismo a ultranza.

Pensar en la PYME: los esfuerzos para reducir la carga administrativa de las PYME europeas, así como todos los trámites que han de realizar para cumplir con las diferentes normativas, deben ocupar un lugar privilegiado en el desarrollo de nuevas políticas.

Formar a una mano de obra especializada acorde con las necesidades del mercado: la UE y las Cámaras de Comercio deben unirse para hacer frente al desequilibrio existente entre la demanda y la oferta de cualificaciones en el mercado laboral. Europa debe fomentar la cooperación entre los representantes de las empresas y el sector educativo e invertir en la implantación de sistemas educativos modernos y flexibles.

Fomentar la sostenibilidad energética y medioambiental: para lograr el ambicioso objetivo 20/20/20, la UE ha de crear un contexto que permita a las empresas europeas beneficiarse de las ventajas competitivas que ofrecen las tecnologías ecológicas y las energías renovables. Paralelamente, la UE también debe promover la diversidad energética y garantizar la seguridad estratégica en el suministro de energía.

Fomentar el espíritu emprendedor: dado el destacado papel que desempeña la iniciativa emprendedora a la hora de garantizar el dinamismo, la innovación y la prosperidad, la UE debe colaborar con la comunidad empresarial para potenciar la imagen del empresario, reducir la aversión al riesgo y promover la creación de empresas como una actividad fructífera y rentable haciendo hincapié en su contribución socioeconómica.

Estimular la innovación: Europa necesita instaurar las condiciones necesarias para que se fomente la innovación a todos los niveles: a través de la inversión, la promoción y la puesta en marcha de actividades de I+D+I, redistribuyendo el presupuesto de la UE, mejorando el régimen de los derechos de propiedad intelectual, promoviendo el lanzamiento clusters eficaces y la acción del nuevo Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

El Parlamento Europeo de Empresas, se celebrará, el próximo martes, 14 de octubre, en el hemiciclo del Parlamento Europeo. En la sesión inaugural, que comenzará a las 14h30 intervendrán el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el Secretario de Estado francés de Comercio, Hervé Novelli y el presidente de Eurocámaras, Pierre Simon. Después de la sesión inaugural, darán comienzo las sesiones de debate, en las que se procederá a la votación de las propuestas.