La Cámara apuesta por un producto turístico de calidad para salir de la crisis (18/09/2008)


Bajo el título ¿Cuál es la situación económica actual? la Cámara de Comercio de Mallorca ha presentado hoy un informe que analiza la situación de la economía balear, revisando a la baja su crecimiento para 2008, que se prevé sea del 1,2%. El presidente de la Cámara, Joan Gual de Torrella, y la directora del departamento de Estudios, Catalina Barceló, han coincido en que el actual vaivén de variables económicas y la incertidumbre reinante tanto en los mercados como en el ánimo de consumidores y empresarios hace que las previsiones sean inciertas. Ambos han reconocido que la ralentización económica está siendo más fuerte y rápida de los esperado y creen que su recuperación será moderada y lenta (con un ciclo en forma de U), y que no comenzará hasta que se resuelvan los problemas financieros a nivel mundial, ya que eso provoca una falta de liquidez generalizada.

 

Gual de Torrella ha destacado que es "la primera vez en treinta años que el ciclo de la economía balear es coincidente con el de los mercados nacional y europeo, lo que hará más lenta la recuperación". En ese sentido, tanto el presidente como la directora de Estudios prevén que la temporada turística en 2009 sea algo peor que en 2008, tanto por el número de turistas -puesto que las economías de nuestros principales mercados también están afectadas por la crisis- como por la rentabilidad, que al igual que en 2008, disminuirá por la subida del precio de las materias primas. No obstante, el sector servicios, y el turismo en particular, continuará siendo el sector más dinámico y el pilar para superar la crisis puesto que tanto el sector industrial como la construcción disminuyen su crecimiento en 2008. Los indicadores también reflejan una contracción futura de la construcción, que se está reajustando tanto vía cantidad como vía precios, aunque este reajuste vía precios todavía no es significativo en Baleares.

 

Las consecuencias de esta situación se reflejan tanto en el mercado laboral, que presenta una situación dual con más población ocupada que en 2007 pero también con más parados, como en los precios, con una inflación alejada del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), y en el consumo interno, que se ralentiza, repercutiendo en la actividad de todos los sectores.

 

Ante este panorama, el presidente de la Cámara ha hecho un llamamiento a todos los agentes económicos a trabajar juntos para definir qué producto turístico queremos ofrecer, un producto de calidad que pueda competir en el mercado cuando se resuelvan los problemas de liquidez. Gual de Torrella ha señalado que "debemos estar contentos" porque "el sistema productivo de Baleares es sólido" y las empresas de las Islas "tienen músculo financiero a pesar de haber visto reducidos sus beneficios en este año por la situación mundial". En ese sentido, ha animado a las empresas a aprovechar este periodo de ralentización e incertidumbre para invertir en la mejora de sus instalaciones y bienes de equipo y en formación, "sólo así podremos ofrecer un producto de calidad", ha insistido. Por último, Gual ha apostado por conquistar nuevos mercados, en particular el asiático, para garantizar la longevidad de nuestro producto turístico otros 20 años más.

 

 

Su navegador no tiene instalado el Flash


Descargas
¿Cuál es la situación de la economía actual? (328 KB)