Gual centra el futuro del sector turístico en la tecnología, el entorno y la reconversión de zonas maduras (18/07/2008)


El futuro del sector turístico español depende del desarrollo tecnológico y científico, de la profesionalización del personal, de la protección del entorno, de la reconversión de zonas maduras y del control de turismo residencial, según el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Juan Gual de Torrella. Así lo ha planteado a la Comisión nacional de Turismo del Consejo Superior de Cámaras (CSC), como presidente del órgano, tras analizar la situación del sector.

Gual ha aludido al previsible crecimiento del turismo internacional, que actualmente mueve a 800 millones de turistas, cifra que se espera que se duplique para 2020. El presidente de la Comisión de Turismo se ha referido también a los retos que afectan el sector a causa de los cambios en la demanda: el volumen de consumo de "sol y playa" desciende y se acorta el tiempo para realizar las reservas, que ahora, en mayor medida, contrata directamente el turista, lo que implica incertidumbre en la contratación. También se detecta un crecimiento del turismo residencial y, en general, se constata el predominio de la demanda sobre la oferta.

El presidente de la Cámara de Mallorca ha hecho referencia al gasto del sector en 2007, cifrado en 50.000 millones de euros (un 3,5% más que en 2006), de los que el 68% corresponden a una nueva tipología de cliente, que viaja de forma individual y realiza sus propias reservas. Así, se registra un aumento del rendimiento empresarial en el ámbito urbano y un descenso en el vacacional. Incrementa también la construcción de viviendas en el litoral.

Gual ha expuesto a la Comisión algunas recomendaciones que debe afrontar el sector turístico para garantizar su futuro. Una de las iniciativas propuestas por el presidente de la Cámara es el desarrollo tecnológico y científico, a través de nuevas tendencias en productos y mercados, la creación de plataformas tecnológicas para la comercialización y la promoción, y una formación que contribuya a la profesionalización del personal. Gual también ha alertado de la necesidad de proteger el entorno natural y el patrimonio histórico y de mejorar las infraestructuras, con un crecimiento sostenible; de reconvertir zonas turísticas maduras, como la Playa de Palma en el caso de Mallorca, y de realizar un control del turismo residencial y de su calidad.