Los baleares apuestan por la solución negociada de los conflictos

(23/01/2018)

Aumentan un 25 por cien las solicitudes de mediación registradas en la IMIB, organización integrada
por los colegios de Abogados y de Notarios de Baleares y por las Cámaras de Comercio de
Mallorca, Menorca e Ibiza. La institución insta, el Día Europeo de la Mediación (21 de enero) a multiplicar los esfuerzos de promoción para que la sociedad conozca y aproveche las múltiples ventajas que presenta un sistema de resolución de conflictos ágil, eficaz y efectivo.

Siete de cada diez ciudadanos de las Islas se muestran partidarios de resolver de forma amistosa los conflictos o litigios en los que puedan verse involucrados, frente al 8,9 por cien que, en cambio, optaría por la vía judicial. Esta es una de las principales conclusiones de la encuesta realizada por letrados inscritos en la Institució de Mediació de les Illes Balears (IMIB) entre los usuarios de Palma e Ibiza que acudieron en noviembre a la última edición de la Jornada de Puertas Abiertas organizada por el Colegio de Abogados de Baleares.

De la muestra se deduce que incluso quienes prefieren el litigio a la negociación asistida valoran como factores altamente satisfactorios a la hora de abordar un conflicto la posibilidad de poder solucionarlo lo antes posible y de forma duradera, así como el hecho de exponer su versión del mismo y escuchar a la otra parte y ser capaz de proponer posibles arreglos al mismo, ventajas todas ellas, destacan desde la IMIB, que coexisten en el proceso de mediación y que, en cambio, no siempre pueden darse en los tribunales.

Sin embargo, y pese a los beneficios que la ciudadanía ve, de forma implícita, en la mediación, la encuesta revela un desconocimiento mayoritario en la sociedad de este sistema de resolución de conflictos, del que tienen conocimiento, en mayor o menor medida, tan solo un 38 por cien de las personas consultadas. Precisamente, por ello, desde la IMIB insisten en la necesidad de realizar un esfuerzo conjunto entre todas las instituciones para promover la cultura del diálogo y animar a los ciudadanos y a las empresas a aprovechar todas las ventajas que ofrece la mediación.

Aumentan un 25 por ciento las solicitudes de mediación registradas en la IMIB
No obstante, y pese al desconocimiento detectado, la Institució de Mediació de les Illes Balears, integrada por los colegios profesionales de abogados y de notarios y por las Cámaras de Comercio de Mallorca, Menorca e Ibiza, registró en 2017 un total de 75 solicitudes de mediación, cantidad que representa un incremento del 25 por cien en relación a las 60 peticiones contabilizadas en 2016. Un aumento que ha sido bastante mayor en Ibiza, donde las solicitudes han pasado de las 17 registradas en 2016 a las 31 del año pasado, es decir, un crecimiento del 82,35%.

Del total de solicitudes, finalmente llegaron a mediación efectiva 23 (16 en 2016), de las que once tuvieron lugar en Ibiza y las doce restantes en Palma.

En todo caso, la IMIB, que en la actualidad cuenta con 72 mediadores inscritos, considera necesario multiplicar los esfuerzos de promoción para que la sociedad aproveche los indudables beneficios que presenta un proceso ágil, eficaz y muy efectivo en la solución de conflictos. Así, en la mediación son las propias partes las que, con la ayuda de una tercera persona experta, independiente y neutral, tratan de alcanzar un acuerdo que permita resolver sus divergencias. El proceso además garantiza la confidencialidad y es absolutamente voluntario en todas sus fases.

La función fundamental del mediador es que las partes comprendan el origen y las consecuencias de sus
diferencias y ayudar a que sean ellas mismas las que lleguen a una solución que satisfaga a ambas. De este modo, la reducción del riesgo de cronificación de los conflictos, la agilidad del procedimiento y la efectividad de los acuerdos de mediación, frente a la lentitud de la Justicia y la dinámica del gana-pierde más propia de los Tribunales, se configuran como las principales ventajas de la mediación. El sistema presenta además un mayor grado de cumplimiento de los acuerdos alcanzados, dado que al ser soluciones propuestas y aceptadas entre las partes y no impuestas por un tercero, resultan más fáciles de cumplir.