Ramon Llull 2030 recibe el apoyo empresarial de la fachada marítima

La tercera reunión de dirigentes acuerda formar comisiones de seguimiento con los empresarios con intereses en la fachada marítima de Palma. La iniciativa ‘Ramon Llull 2030’ tiene como objetivo implementar soluciones integrales e innovadoras para transformar esta zona en el mostrador del conocimiento balear mediante la implicación de administración pública, sector empresarial e instituciones.

Los impulsores de la iniciativa ‘Ramon Llull 2030’ explican, por primera vez, el proyecto a las empresas con interés en la fachada marítima de Palma, la zona que quieren convertir a en un punto de atracción de talento y desarrollo científico. El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Roses, y el rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, presidieron esta reunión a la que asistieron también el regidor de urbanismo del Ayuntamiento de Palma, José Hila, la Autoritat Portuària de Balears, el Colegio Oficial de Arquitectos, el impulsor de la iniciativa, José Juan Novás, y representantes de las empresas instaladas en la zona: Endesa, Amadip, Hierros y Aceros, Mapfre, Melià, Metrovacesa, Sampol, Prensa Ibérica y Banco Santander.

El proyecto Ramon Llull 2030 tiene como objetivo es encontrar una solución público-privada y coordinada para renovar el área formada por 4 puntos estratégicos como son el Moll Vell, el edificio GESA, el Palau de Congressos y el barrio de Nou Llevant, y que están ya rodeados de jardines, son cercanos al centro y tienen buena conexión al aeropuerto. El nuevo distrito urbano que plantea la iniciativa quiere ser el germen de un nuevo modelo de ciudad, más creativo, más inteligente, capaz de atraer la ciencia, la tecnología, la cultura y el conocimiento.

Este es el tercer encuentro de las entidades que trabajan en la iniciativa Ramon Llull 2030. En las dos primeras, los promotores (UIB, Cámara de Comercio, Ayuntamiento de Palma, Colegio de Arquitectos, Endesa y Autoridad Portuaria) se reunieron con representantes de las administraciones implicadas en la renovación de Palma. En este encuentro, han explicado de forma directa el proyecto a los empresarios con solares e intereses económicos en la fachada marítima de Palma. Las empresas han compartido las premisas del proyecto y han acordado formar comisiones de seguimiento para poder seguir avanzando en la gestión del proyecto.

Con el proyecto ‘Ramon Llull 2030’ se pretende abrir un debate sobre el futuro de esta zona de Palma y sobre un nuevo modelo de ciudad. Los beneficios socioeconómicos que se plantean son a medio y largo plazo y destacan el desarrollo de una actividad económica más sostenible y compatible con el turismo como es la innovación, la ciencia y el conocimiento.